La salud mental en los servicios públicos del Estado Español

por | Abr 28, 2023 | Artículos

La salud mental en los servicios públicos del Estado Español

Cuando nos percatamos de las cifras de padecimiento que se relacionan con problemas de salud mental entendemos el énfasis de los políticos en recalcar la importancia de su financiación en época electoral.

Basándonos en las cifras del Instituto Nacional de Estadística, en el año 2020 podemos encontrar un tanto por cien muy importante, tanto de mujeres como hombres, diagnosticados de síndrome depresivo o trastorno crónico de ansiedad. Por ejemplo, tomando como referencia la madurez podemos encontrar entre la franja de 45 a 54 años un 4,38% de mujeres y un 8, 97 con relación a la población total que tienen el diagnóstico de ansiedad crónica, esta cifre es considerablemente menor en la juventud, adolescencia e infancia, pero significativa, y aumenta de forma considerable en dirección a la vejez. Con el síndrome depresivo también encontramos datos significativos en la misma franja de edad; 3,82% en mujeres y 6,73 en hombres, siguiendo una lógica similar al anterior síndrome.

La temática relacionada con la salud mental es una temática compleja, aunque se pretenda simplificar con planteamientos reduccionistas que justificarían los síndromes descritos por ciertos problemas neuroquímicos muy relacionados con predisposiciones genéticas. Durante mucho tiempo la prensa medica ha relacionado la depresión con la serotonina, esto justificaba la utilización de psicofármacos que aumentaran la presencia de este neurotrasmisor. Estudios recientes cuestionan de forma radical esta relación y plantean que la escasa presencia de esta sustancia química en el cerebro no tiene porque ser la causa inicial de la aparición de este trastorno anímico (investigación publicada en la revista Nature)

No hace mucho tiempo comencé una psicoterapia con una mujer que padecía de pesadillas y que previamente había sido atendida por un psiquiatra en el servicio de salud mental que le correspondía. La prescripción del profesional fue: “es necesario que tomes antidepresivos y ansiolíticos, pues esto te pasa porque tienes una predisposición genética a la ansiedad y a deprimirte. La psicoterapia ayudó a que esta persona resolviera su problema sin tomar medicación alguna. Esto ejemplo no pretende invalidar el uso de la medicación cuando es necesaria, pero si alertar de su uso mecánico, indiscriminado y abusivo por parte de profesionales que han profundizado poco en los entresijos del alma humana.

Cuando se reivindica la mayor presencia de psicólogos en los servicios de salud mental se olvida de forma radical la exigencia de que estos tengan formación en psicoterapia. De hecho, en la actualidad atender psicológicamente a una persona es verla en terapia una vez cada mes o mes y medio, pretendiendo que el psicólogo sea un “buen consejero” y poca cosa más. Desgraciadamente, aunque aumenten los psicólogos en los centros de salud si no se cuestiona su posición de simples orientadores o recetadores de protocolos anticuados poco se puede ganar en la calidad de la atención asistencial.

En la actualidad hay un buen número de psicoterapias basadas en la evidencia: Terapia focalizada en la trasferencia; terapia basada en la mentalización; Terapia cognitivo-analítica; diferentes psicoterapias de orientación psicoanalítica; terapia de esquemas; terapia dialectico conductual… En mi opinión el futuro de la atención psicológica es la psicoterapia y es posible que esté relacionada con la integración de diferentes modelos terapéuticos.

Mi vocación integrativa me ha hecho desarrollar un modelo psicoterapéutico, “La Psicoterapia Dinámica orientada por Dimensiones”, que ha comenzado su proceso de validación científica. El trabajar por dimensiones me permite integrar diferentes herramientas terapéuticas y por ello tratar terapéuticamente a numerosas personas que han sido consideradas no aptas para la psicoterapia por el discurso psiquiátrico y psicológico dominante.

Más psicólogos y también psiquiatras, pero con una buena formación como psicoterapeutas.

0 comentarios

Enviar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

4 × 3 =

Copyright ©2023 Dr. Castillo Colomer